Las pizzas caseras congeladas tienen su tiempo y lugar, como cuando necesitamos una comida de respaldo cuando no tenemos tiempo para comprar o una cena f√°cil para calentar y servir a los ni√Īos. No hay nada malo con una buena pizza congelada comprada en la tienda en estas situaciones, pero hacer tus propias pizzas caseras congeladas desde cero probablemente te ahorrar√° algunos centavos. Adem√°s, ¬°obtienes exactamente los ingredientes que deseas!

Tambi√©n es f√°cil de hacer. Con solo dos peque√Īos trucos puedes llenar tu congelador con todas las pizzas congeladas preparadas que puedas desear.

¬ŅPor que hacer pizzas caseras congeladas?

Si eres alguien que hace a menudo pizzas, de seguro preparas masa extra y muchos aderezos. Algunas pizzas se hornean de inmediato para la cena y el resto se congela para las comidas posteriores. Estas pizzas son perfectas para los casos en lo que se nos acaba el tiempo o la motivaci√≥n para hacer una comida completa. Si sabes que se avecina un momento particularmente ocupado, aseg√ļrate de tener una buena cantidad de pizzas junto con otras comidas congeladas para que te ayuden.

Las pizzas caseras congeladas tambi√©n son un gran regalo de comida para los nuevos padres que est√°n demasiado ocupados para cocinar o los estudiantes que regresan a la escuela. Las pizzas m√°s peque√Īas de tama√Īo individual son una buena merienda despu√©s de la escuela para los ni√Īos que todav√≠a viven en casa; los ni√Īos m√°s grandes incluso pueden calentar sus propias pizzas.

Lo mejor de todo esto, es que estas pizzas caseras congeladas est√°n hechas con ingredientes que podemos elegir ¬°que mas podemos pedir!

Trucos para pizzas caseras congeladas.

Hornea parcialmente la corteza.

El primer truco es hornear la corteza, lo que suena más complicado de lo que realmente es. La cocción parcial realmente significa que horneas parcialmente la corteza antes de cubrirla y congelarla. Esto garantiza una corteza extra crujiente y un efecto de cero en la cocción final. Esta corteza parcialmente horneada también puede congelarse sin ingredientes adicionales, lo cual es una forma ingeniosa de preparar una fiesta de pizza personal.

Congela las pizzas descubiertas en una sola capa.

Cuando se enfríen las costras pareadas, colócalas con tus ingredientes favoritos y luego congélalas sin envolver en una bandeja para hornear hasta que estén sólidas, aproximadamente tres horas. Esto evita que la masa se adhiera al queso y la salsa y hace que sean más fáciles de desenvolver más tarde.

Envuelve dos veces las pizzas antes de congelarlas.

El segundo truco es envolver las pizzas al horno y rematadas primero en una envoltura de pl√°stico y luego en papel de aluminio. Esta doble capa protege a las pizzas y tus ingredientes para que no se sequen en el congelador, lo que provoca que el congelador se queme y que la pizza sea menos estelar. Envueltas de esta manera, las pizzas se pueden mantener congeladas hasta por tres meses.

Hornear las pizzas caseras congeladas.

Cuando est√©s listo para hornear tu pizza congelada, pon el horno a 260¬įC y prepara una piedra para pizza o una bandeja para hornear en el horno. Toma las pizzas directamente del congelador, desenvu√©lvelas y horn√©alas congeladas.

Cómo hacer pizzas caseras congeladas.

Pizzas caseras congeladas

Las pizzas caseras congeladas son f√°ciles de hacer. Almacena tu congelador con una comida r√°pida llena de bondades caseras. ¬°Es mejor que pedir comida!

Plato Plato Principal
Cocina Italian
Tiempo de preparación 2 horas 30 minutos
Tiempo de cocción 15 minutos
Tiempo total 2 horas 45 minutos
Raciones 2 pizzas
Calorías 648 kcal

Ingredientes

Los ingredientes

  • 500 gr masa de pizza a temperatura ambiente al menos 1 hora
  • 1/2 a 1 taza de salsa alsa de tomate u otra variedad
  • 2 a 3 tazas de otras coberturas cebollas salteadas, champi√Īones salteados, salchichones, salchichas cocidas, tocino cocido, pimientos cortados en cubitos, vegetales sobrantes, o cualquier otro aderezo favorito
  • 1 a 2 tazas de queso rallado o en rebanadas como mozzarella, monterey jack, provolone o cualquier otro favorito

Elaboración paso a paso

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 230¬įC. Coloca una parrilla en el medio del horno, coloca una piedra para hornear o una bandeja para hornear en la parrilla, y calienta

  2. Despliega las rondas de pizza. Divide la masa de la pizza por la mitad para hacer 2 pizzas individuales, si lo deseas. Coloca la bola de masa en el medio de un pedazo de papel pergamino. Extiéndalo a su delgadez preferida. Si la masa comienza a contraerse y arruga el papel, déjala reposar unos minutos y luego vuelve a intentar extenderla. Si haces 2 pizzas individuales, repite con la segunda ronda de masa.

  3. Pre-hornea las rondas de pizza. Desliza las rondas de pizza en las hojas de pergamino sobre la piedra caliente para hornear o la bandeja para hornear. Hornea hasta que las rondas estén hinchadas y secas en la parte superior, pero todavía muy pálidas, de 3 a 5 minutos.

  4. Deja que las rondas de pizza se enfríen completamente. Retira el pergamino de debajo de las rondas de pizza y deja que se enfríen completamente en una rejilla de alambre.

  5. Cuando esté fresco, cubre las rondas como lo harías si fueras a hornearlas de inmediato: esparce un poco de salsa en las pizzas, agrega los ingredientes y espolvorea el queso por encima.

  6. Congela las pizzas. Coloca las pizzas en una bandeja para hornear y congela, sin tapar, hasta que estén sólidas, aproximadamente 3 horas.

  7. Envuelve las pizzas en papel pl√°stico y aluminio. Una vez congeladas, retira las pizzas del congelador y envu√©lvelas primero en una envoltura de pl√°stico. 

  8. Escribe los ingredientes de la pizza en un trozo de cinta adhesiva y pega la etiqueta en la envoltura de pl√°stico. Luego, envuelve las pizzas en una capa de papel de aluminio. La doble capa evita que las pizzas se sequen en el congelador.

  9. Las pizzas se pueden congelar hasta 3 meses.

  10. Cuando est√©s listo para hornear las pizzas, caliente el horno a 280¬įC. Si tienes una piedra para hornear, col√≥cala en el horno mientras se calienta; las pizzas congeladas tambi√©n pueden hornearse en la l√°mina que se utiliza para envolverlas. 

  11. Desenvuelve las pizzas, desecha la envoltura de plástico y ponla en el horno. Hornea hasta que la masa esté café oscuro y el queso en el centro de la pizza esté burbujeante, de 8 a 10 minutos.

  12. Deje enfriar unos minutos, rebana y sirve.

¬°Esperamos que te guste esta receta tanto como a nosotros!

Centro de preferencias de privacidad

Imprescindibles

Cookies necesarias para el funcionamiento de la web.

gdpr ,__cfduid

Publicidad

Ayudan a mostrar la publicidad en la web.

DSID, IDE

Analíticas

Datos anónimos de uso en la web. Registro de visitas.

_ga, _gid, _gat